Los propietarios de una página web hacen bien en preguntarse cómo mejorar la velocidad de carga. ¿Por qué? Principalmente, porque se trata de una de las métricas más relevantes para los buscadores a la hora de posicionar en los resultados. Sin embargo, ¿qué técnicas tienes a tu disposición para habilitar la carga rápida de una web?

En este artículo te damos todas las claves con respecto a este asunto. En primer lugar, te contamos qué es exactamente la velocidad de carga y por qué es tan necesario tenerla en cuenta. Después, te ofrecemos algunos consejos para mejorar este valor en tu sitio web de forma sencilla. ¡Quédate hasta el final para descubrir cómo mejorar tu posicionamiento web! Aquí tienes las claves más importantes.

¿Qué es la velocidad de carga y por qué es importante?

La velocidad de carga de una página es el tiempo que tardan todos los elementos en aparecer en pantalla. En otras palabras, es una variable que se emplea para determinar cuánto hay que esperar para que una web se cargue por completo. En vista de esto, la velocidad de carga suele expresarse en milisegundos o segundos. 

Pero, ¿por qué es crucial tener en cuenta esta métrica? Hay diversos motivos:

  • Posicionamiento web y SEO. Los buscadores quieren que sus usuarios tengan la mejor experiencia. Por eso, además del contenido, evalúan a los sitios web que aparecen en los resultados desde diversos ángulos. Uno de ellos es la velocidad de carga. La carga rápida de una web es fundamental para mejorar el SEO y aparecer en los primeros puestos.
  • Experiencia de usuario. Otro campo en el que la velocidad de carga influye es en la experiencia de usuario. Cuando un usuario trata de acceder a un recurso en Internet y este tarda mucho en aparecer, probablemente retroceda y regrese a su buscador para encontrar un resultado más rápido. Y, en el caso de que el usuario permanezca en la página, si esta es lenta y los elementos no se cargan con celeridad, dejará una muy mala impresión en el visitante.
  • Pérdida en las conversiones. En una tienda en línea la velocidad es imprescindible. Cada segundo adicional que el usuario debe esperar aumenta las posibilidades de que descarte comprar un producto. Como consecuencia, la rentabilidad del comercio disminuirá notablemente.

¿Qué opinas de estas razones? ¿Verdad que son motivos de peso para mejorar la velocidad de carga? Ha llegado el momento de repasar algunos consejos para lograrlo.

¿Cómo medir la velocidad de carga de una web paso a paso?

Una de las mejores herramientas para evaluar la carga rápida de una web es PageSpeed Insights de Google. ¿Cómo usarla paso a paso para hacer un test de velocidad de carga? Así lo haces:

  1. Entra en la web PageSpeed Insights de Google desde un navegador moderno.
  2. En la parte superior, introduce la URL que deseas analizar. Es posible hacerlo con una página principal, introduciendo el dominio de la web, o con contenidos concretos. Para hacer esto último, escribe la dirección concreta que deseas analizar.
  3. Presiona en el botón Analizar.

Cuando el análisis haya finalizado, obtendrás los siguientes datos:

  • Rendimiento. Una puntuación en una escala de 0 a 100 que determina qué tan buena es la velocidad de carga del sitio web. Como se muestra en la leyenda, las puntuaciones óptimas van de 90 a 100.
  • Métricas. En esta sección aparecen los resultados de las distintas métricas que Google analiza en cada web. Por ejemplo, se indica el tiempo de renderizado del mayor elemento con contenido o los segundos que la web pasa inactiva. Con el fin de que el usuario lo tenga más claro, los resultados utilizan la misma escala de color que en el anterior apartado.

No olvides que haciendo clic en Móvil u Ordenador, serás capaz de comprobar la velocidad de carga en cada tipo de dispositivo.

Trucos para mejorar la velocidad de carga una web

Ahora que ya sabes cómo hacer un test de velocidad de carga, ha llegado el momento de conocer los mejores trucos para aumentar la velocidad de carga en una web.

Comprimir imágenes

A todos nos gustan las fotos con buena resolución. No obstante, el uso masivo de imágenes pesadas impide que el sitio web cargue velozmente. Aprovecha las capacidades de plugins como Smush o de sitios web como TinyPNG para reducir el peso de tus imágenes.

Aprovecha la técnica lazy load

La técnica lazy load consiste en retrasar la carga de los elementos que quedan fuera de la pantalla. Por ejemplo, supón que un sitio cuenta con 10 imágenes en la página principal, pero solo dos aparecen en pantalla. El resto únicamente se cargarán cuando el usuario se desplace por la web.

Simplifica las funciones de tu web

Da igual si lo haces instalando muchos plugins o recargando el código de tu web innecesariamente: dotar de demasiadas funciones a un portal obliga al servidor a trabajar más y reduce el rendimiento. En vista de este problema, lo ideal es simplificar todo lo que se pueda el sitio.

Evita redirecciones

Las redirecciones son imprescindibles en muchas ocasiones, como cuando se desea evitar que el usuario vaya a parar a un lugar de la web inexistente. Con todo, el uso masivo de este recurso no es para nada recomendable si se desea aumentar la velocidad de carga. Por ejemplo, ¿tiene tu sitio una versión para móviles en un subdominio? ¿Por qué no evitar la clásica redirección a m.sitioweb.com con un diseño adaptable a todos los dispositivos?

Contrata un alojamiento de primera

El alojamiento juega un papel fundamental a la hora de contar con una web rápida y fiable. Antes de elegir uno, asegúrate de que va a poder ofrecerte el ancho de banda suficiente según tu tráfico, además de servidores suficientemente rápidos.

Mejora la experiencia de usuario y la velocidad de carga con nosotros

Los consejos recogidos en esta guía sirven para mejorar la velocidad de carga y la experiencia de usuario de un sitio web. Ahora bien, puede que no sepas muy bien por dónde empezar. Si lo que buscas es mejorar el posicionamiento web de tu página, has llegado al lugar indicado. En esMarketing contamos con un catálogo de servicios digitales integrales. Nuestro equipo de expertos se encarga de todo, desde la creación del sitio web hasta el posicionamiento web, pasando por la redacción de contenidos optimizados. ¡Deja en buenas manos tu presencia en Internet!