La optimización del embudo de conversión es un proceso muy utilizado por los profesionales del Inbound marketing. Es una estrategia que se utiliza para aumentar el número de visitantes del sitio web y convertirlos en clientes reales de pago.

Cuando se optimiza el embudo de conversión, puedes identificar dónde está tu cliente potencial; conocimiento que te permitirá eliminar los puntos débiles en tu ciclo de ventas.

¿Qué es el embudo de conversión?

El embudo de conversión, también conocido como embudo de marketing, embudo de ventas o funnel de conversión, forma parte de la estrategia del marketing digital.

Podemos definirlo como una representación visual del proceso o etapas por las que atraviese un visitante de tu sitio web, hasta convertirse en cliente de la empresa.

En otras palabras, el embudo de conversión es un marco para entender el proceso de conversión de un cliente potencial en un cliente real. Aquí se representa el recorrido que realiza el usuario desde la primera visita a un sitio web hasta convertirse en cliente definitivo.

¿Cuáles son las etapas del embudo de conversión?

El embudo de conversión representa las diferentes etapas por las que pasa un cliente, desde su primer contacto con la marca, hasta la compra. Es decir, hasta convertirse en un cliente activo.

Este recorrido está divido en tres fases fundamentales del Inbound marketing y el marketing de contenidos. Estas son Tofu (Top of the Funnel), Mofu (Middle of the funnel) y Bofu (Bottom of the funnel). Y, a su vez, está conformado por cinco etapas comunes a todos los clientes potenciales: concienciación, consideración, decisión, acción y retención y/o remisión.

Concienciación

En esta primera etapa, el visitante del sitio web toma conciencia de su propia necesidad. Posiblemente, no tenía conciencia de ella hasta este momento en que hace su primer contacto con la marca.

Consideración

En esta segunda etapa, ya el potencial cliente ha investigado un poco más sobre la empresa, el producto y la marca. Comienza a considerarla como una posible solución para satisfacer su necesidad. Realiza sus primeros contactos e intercambia información.

Decisión

En esta etapa, ya el lead está convencido de que le ofreces lo que necesita. Toma su decisión de negociar con la empresa, puede tener algún tipo de duda, pero su decisión ya está tomada.

Acción

En este punto, se ejecuta la acción de compra y conversión del lead en cliente real de la empresa. Pasa de ser un lead a ser un cliente efectivo que realiza la acción que queremos.

Retención

En esta etapa, está contemplado el servicio posventa y la satisfacción real del cliente; algo que no se debe descuidar si queremos retenerlo y fidelizarlo.

¿Cómo optimizar el embudo de conversión?

Conscientes de la importancia de la optimización del embudo de conversión para el marketing digital, hemos recopilado estos 5 consejos que te pueden ser de gran utilidad:

1.- Identifica los objetivos de tu negocio

El primer paso es identificar los objetivos de tu empresa. ¿Qué quieres conseguir? Es esencial definir los objetivos de una manera clara y concisa. Además, debes asegurarte de que tu equipo está en sintonía contigo.

En líneas generales, hay dos tipos de objetivos empresariales: a largo y a corto plazo. Los objetivos a largo plazo suelen ser más abstractos que los de corto plazo y no son tan fáciles de cuantificar. Mientras que los objetivos a corto plazo tienden a centrarse en métricas específicas (como la tasa de conversión).

Si un objetivo es demasiado amplio o demasiado limitado, puede ser difícil para los empleados entender cómo deben contribuir a su consecución.

2.- Construye una estrategia de contenidos sólida

El paso siguiente para optimizar tu embudo de conversión, es establecer una estrategia de marketing de contenidos sólida y adecuada. Para lograr esto, debes tener muy claros tus objetivos y lo que pretendes conseguir con tus esfuerzos de marketing.

El contenido es una de las partes más importante de tu sitio web. También es la parte más importante del embudo de ventas. Y es uno de los elementos más críticos para una estrategia de marketing exitosa.

3.- Asegúrate de que el mensaje sea claro

El mensaje debe ser claro y relevante para tu público objetivo. También debe ser coherente, único y convincente para que los usuarios quieran hacer clic en tu botón de llamada a la acción. Aquí, debes cuidar de no ser excesivamente comercial o promocional.

Así, no asustarás a los nuevos clientes haciéndoles sentir que un vendedor agresivo les está vendiendo algo.

Recuerda que una buena imagen vale más que mil palabras, pues lo mismo puede decirse de un embudo de conversión bien definido y optimizado.

4.- Establece condiciones favorables para cada etapa

Cada etapa del embudo de conversión tiene un propósito específico y las condiciones de cada etapa deben estar diseñadas para alcanzar ese propósito. De allí que sea tan importante comprender la razón de ser de cada una de las etapas de tu funnel de conversión.

5.- Despertar un deseo que lleve a la acción

Puede que tengas un gran sitio web, pero… ¿Hace todo lo que quieres? Es muy probable que la respuesta sea no. Aunque tu sitio web sea muy bonito, fácil de navegar y esté bien diseñado, si no das a los usuarios una razón para permanecer en él y pasar a la acción, no tiene sentido tenerlo.

Para convertir a los visitantes en clientes potenciales o en clientes se necesita algo más que un buen producto o servicio. También hay que ofrecer a los usuarios una experiencia emocional que les ayude a entender por qué deben elegir tu empresa en lugar de cualquier otra opción.

Importancia de optimizar el embudo de conversión

El embudo de conversión es un proceso bastante importante. Al optimizar tu embudo de conversión, puedes aumentar el porcentaje de personas que visitan tu sitio web que finalmente se convierten en tus clientes. Por decirlo de otro modo, si no optimizas tu embudo de ventas, estás perdiendo tiempo y dinero en cosas que no funcionan con la eficacia que podrían hacerlo.

En esMarketing somos expertos en la creación de contenidos algo que, como ya hemos dicho, es fundamental para optimizar en embudo de conversión. Si te resulta interesante, ¡no dudes en contactarnos!