¿Has oído hablar recientemente del neuromarketing? Tanto si eres un aficionado al marketing como si lo único que quieres es mejorar la eficacia de la publicidad en tu empresa, lo que aquí te explicamos te interesa. Vamos a centrarnos en una de las técnicas de marketing más llamativas. ¿Ya sabes cómo se emplea la neurociencia para mejorar la publicidad?

En este artículo te explicamos qué es exactamente el neuromarketing. Asimismo, abordamos otras cuestiones fundamentales, como las técnicas de neurociencia que se aprovechan para optimizar las campañas publicitarias y estrategias de marketing que ya están funcionando para atraer más clientes. ¡Quédate con nosotros y descubre el fascinante mundo del neuromarketing!

¿Qué es el neuromarketing y qué finalidad tiene?

El neuromarketing es una de las técnicas de marketing que se utilizan para mejorar la eficacia en las campañas publicitarias. A pesar de que se trata de un término algo extraño, en realidad su aplicación es más simple de lo que crees. Básicamente, se tienen en cuenta aspectos de la neurociencia para optimizar mejor los anuncios.

¿Y qué es la neurociencia? En pocas palabras, estamos ante una disciplina de la ciencia que estudia el sistema nervioso y todos los aspectos relacionados con él. Pero, ¿cómo es posible relacionar técnicas de neurociencia con el marketing? Los datos que aporta esta rama científica con respecto a la toma de decisiones son muy útiles para generar campañas mejor dirigidas al público objetivo. Siendo así, los anuncios se optimizan de tal manera que el consumidor finalmente compra un producto o contrata un servicio.

Aspectos del neuromarketing que se aplican en las campañas publicitarias

Seguro que con la anterior definición ya te ha quedado más claro qué es el neuromarketing. No cabe duda, estamos ante una de las técnicas de marketing más poderosas. Repasar algunos de sus aspectos principales te ayudará a definir con mayor acierto esta estrategia.

Llamada a la acción

Si has estado mirando últimamente algún producto, seguro que te has encontrado con botones que incluyen expresiones como “Compra ahora” o “Compra ya”. Esto ayuda a que el consumidor tome una decisión lo antes posible. Sin embargo, otros consideran que es mejor evitar la palabra “Comprar” y usan frases como “Agrégalo al carrito” o “Pídelo ahora”.

Neuromarketing y el poder de los colores

¿Crees que el verde transmite la sensación de que algo es ecológico y respetuoso con el medio ambiente? No eres el único. Los colores tienen mucha capacidad de transmitir ideas. Las técnicas de neurociencia determinan cómo actuamos ante las diversas tonalidades. Dependiendo de la finalidad del anuncio, habrá colores más convenientes que otros.

La emoción de las historias

Contar historias dentro de un anuncio es una de las técnicas de marketing más recurrentes. Esto funciona muy bien en fechas señaladas, como la llegada de la Navidad o el verano. Cuando un anuncio emociona al consumidor, las posibilidades de cerrar la venta aumentan considerablemente.

Los precios tienen mucho que decir en el neuromarketing

Los precios que se muestran en las campañas de marketing no deberían escogerse sin tener en cuenta los criterios de la neurociencia. También se sabe que un precio con decimales hace que el consumidor redondee (5,99 € no son 6 €, pero casi). Por el contrario, los números enteros son perfectos para que se tomen decisiones más emocionales.

Una apuesta por lo visual

La neurociencia revela aspectos interesantes de la forma que tenemos los humanos de ver una imagen. Evidentemente, nos atraen los anuncios que tienen un diseño bien definido. No obstante, se ha descubierto que cuando aparecen personas que miran directamente al consumidor, la atención se dirige solo hacia las imágenes. Teniendo esto en cuenta, lo más recomendable es que dirijan su mirada hacia el producto.

Cómo aplicar el neuromarketing en las campañas

Estamos seguros de que los cinco puntos analizados en el anterior apartado te han resultado muy interesantes. Sin duda, revelan la necesidad de comprender bien el proceso de toma de decisiones y cómo influyen ciertos estímulos en la mente del consumidor. Llegados a este punto, te ponemos tres ejemplos de técnicas de neurociencia aplicadas en el marketing.

Diseña ofertas atractivas

Las ofertas son muy llamativas para el consumidor. Y gracias a ellas, las probabilidades de cerrar una venta o aumentar la rentabilidad se multiplican. Sin ir más lejos, muchos supermercados ofrecen tres unidades de un producto al precio de dos. ¿Crees que el consumidor siempre necesita comprar esas tres unidades? En realidad, eso no importa. La idea que se transmite es que al hacerlo, el ahorro es considerable. El resultado no es otro que una subida en el volumen de ventas.

Haciendo que el consumidor se sienta seguro gracias al neuromarketing

Otra estrategia efectiva, especialmente cuando se vende a través de Internet, es transmitir la sensación de seguridad. ¿Tu web cuenta con HTTPS y otras medidas de encriptación? ¿Ha sido certificada por una organización independiente? ¿Te esfuerzas por proteger la privacidad de tus usuarios? ¿Ofreces devoluciones si no están satisfechos? No des por sentados ninguno de estos aspectos. Explícale al cliente todo lo que haces para que tenga una experiencia satisfactoria, libre de contratiempos.

Estímulos muy efectivos

Algunos estímulos generan sentido de urgencia en el consumidor. ¿Alguna vez has leído la frase “Date prisa, quedan pocos”? Hacer creer que hay escasez de un producto o que es muy exclusivo lleva al cliente a pensar que adquirirlo en ese mismo momento es lo más acertado.

Campañas de marketing efectivas con esMarketing

En esMarketing contamos con un equipo de profesionales familiarizados con lo último en técnicas de marketing. Somos conscientes que dominar por completo el mundo de la publicidad lleva tiempo y esfuerzo. Por eso, ¿qué mejor que dejar en manos de expertos la próxima campaña de tu negocio? ¡Contáctanos ahora sin compromiso!